Monthly Archives

septiembre 2019

Gastritis en perros ¿Qué debo saber?

De | Salud

La mayoría de las veces cuando nuestro perro vomita no hay nada de qué preocuparse. Pero siempre puede estar el riesgo de que esté pasando algo peor.

Si tu perro repentinamente empieza a vomitar puede estar cursando una gastritis. La gastritis se desarrolla cuando las vellosidades intestinales del perro se inflaman lo que generalmente es el resultado de algo que el perro comió y que no debería ya que es tóxico o no digestible. De igual manera la irritación e inflamación también pueden ser causadas por otros factores.

SINTOMAS

El síntoma más común de la gastritis es el vómito, éste puede ser en forma de comida o bilis, en perros con gastritis crónica el vómito puede incluir sangre, objetos extraños o agua. La falta de apetito también es un síntoma así como la pérdida de peso y el letargo.

CAUSAS

La gastritis puede ser causada por una infección (bacteriana, viral o por un parásito infeccioso), simple indigestión dietaria, exposición a algún tóxico, enfermedad del intestino inflamado, entre otras.

DIAGNÓSTICO

Para diagnosticar a un perro con gastritis se podrán pedir exámenes como radiografía, perfil bioquímico y hemograma, ecografía e incluso una cirugía exploratoria.

TRATAMIENTO

Una vez que tu veterinario encuentra la causa de la gastritis ésta será tratada sintomáticamente con antieméticos, fluidos de soporte en el caso de ser necesario, protectores gástricos y soporte nutricional.

Si la causa de la gastritis fue la ingesta de un cuerpo extraño lo que resulta en una obstrucción, el tratamiento puede requerir cirugía, además si lo que ingirió es tóxico podría necesitar tratamiento de soporte para eliminar la toxina del cuerpo del perro.

MANERAS DE PREVENIR LA GASTRITIS EN PERROS

Evita los juguetes de goma o plástico que el perro pudiera morder y tragarse pedazos. Así como mantener el espacio del perro lo más limpio y libre de objetos posible.

Provee a tu perro de suficiente ejercicio para mantenerlo tranquilo.

Si necesitas cambiar el alimento de tu perro hazlo en forma gradual, 5 días de transición paulatina.

 

Adolescencia en perros

De | Actualidad

La adolescencia de los perros es entre los 6 y los 8 meses de edad. Durante esta etapa tu perro comenzará a desafiarte ya que estará tratando de encontrar su lugar en la manada. Además de que es la edad en que su energía aumenta ya que estaría ya acompañando a su madre en las caserías por eso la frecuencia de los paseos disminuye pero aumenta en intensidad y tiempo (si el cachorro de 3-4 meses lo sacamos 4 o 5 veces al día por 15 minutos,  ahora lo sacaremos 2 a 3 veces por 30 minutos).

Si por ejemplo en el parque toma la delantera sin obedecerte, es la oportunidad para mostrarle a tu perro que no estás de acuerdo con ese comportamiento, cuando no eres capaz de lograr que tu perro se torne sumiso y calmado éste se sentirá en la necesidad de controlar la situación y llevará está conducta desobediente a casa. 

Lo primero a evaluar es cómo has llevado el manejo del cachorro desde que lo tienes: ¿has ido siguiendo el orden de ejercicio- estructura y cariños o ha sido al revés? ¿Quizá muy poco ejercicio casi nada de estructura pero sí mucho cariño?

Es muy importante que toda la familia esté en sintonía con la educación del perro ya que éste puede volverse dominante si es que un humano se lo permite, ¿cómo? Pues dejando que se suba a la cama y sillones sin permiso, permitiendo que entre a la casa sin autorización,  dejando que salte encima y tire de la correa, etc. En cada acto del día puedes demostrarle a tu perro que tu tomas las decisiones así él o ella se volverán sumisos y obedientes sin necesidad de más entrenamiento o menos de castigo. 

Lo más importante es ser consecuente y responsable con los límites y libertades que le das a tu cachorro sobre todo en esta etapa, es lo que marcará su conducta a futuro.

Niños y perros ¿Qué le debo enseñar al niño para evitar un accidente?

De | Blog | Sin comentarios

Cerca de 5 millones de personas son mordidas por perros cada año solo en Estados Unidos, y cerca de la mitad de ellos son niños. Muchos niños sienten el impulso de acercarse a los perros pero ésta puede ser la receta para un desastre. 

Acá unos consejos que te pueden ayudar a proteger a tu hijo de ser mordido por un perro (y proteger al perro que frecuentemente es puesto a dormir si es que llega a atacar a un niño). La regla más importante a enseñar a un niño es nunca acercarse a un perro que no conoce, incluso si el perro parece amigable. Muchos perros son caprichosos cerca de los niños porque los niños tienen un alto nivel de energía y son impredecibles. Combinado con que un niño corre directo hacia el perro y hasta el perro más dócil puede saltar a la defensiva. Si el perro está con su dueño enséñale a tu hijo a preguntar desde una distancia prudente si es que puede acercarse a acariciar al perro y que no  se sienta mal si es que la respuesta es un “No”.

Si un perro extraño se acerca a un niño debe siempre recordar quedarse quieto y en calma. Correr puede activar el instinto de caza en el perro y provocar que persiga al niño. Ruidos fuertes como los gritos pueden aumentar el nivel de energía del perro y ponerlo ansioso lo que aumenta la posibilidad de una agresión de su parte. Si un perro ataca a un niño, el niño debe ponerse en posición fetal protegiendo su cuello y cabeza con sus manos y brazos.

Enséñales a los niños a avisar a los adultos si es que ven un comportamiento inusual en el perro. El comportamiento errático en un perro puede ser sintomatología de rabia.

No mirar, no tocar, no hablar es la regla para todo el que conoce un perro por primera vez. En la manada el líder no se acerca a los perros sumisos, los perros sumisos van hacia el líder. “Haciéndote el interesante” empatizas tu rol como líder de la manada, esto también demuestra respeto hacia el perro porque tú estás enviando una invitación silenciosa al perro de que se acerque a ti en vez de invadir el espacio íntimo del perro. Si el perro lo decide puede acercarse y olerte, luego seguirá su camino o te pedirá cariño. Si el perro se va continúa ignorándolo, si el perro te toca está bien que lo acaricies.

Acércate al perro desde el lado y arrodíllate.  Nunca acaricies a un perro desconocido en la cabeza ya que lo puede percibir como una amenaza, en vez de eso acarícialo en el pecho.

CONTÁCTANOS
Maulen 300 , Parque Industrial Buenaventura, Quilicura.
Email: [email protected]