Monthly Archives

enero 2021

¿Por qué un gato puede empezar a orinar en la cama?

De | Actualidad, Blog | Sin comentarios

Para empezar será muy importante no confundir este hábito con el marcaje de territorio, una conducta que suelen llevar a cabo en distintas zonas de la casa, no solamente en nuestra cama. Una vez comprendido esto, será importante empezar a trabajar para identificar la causa que ha llevado a nuestro gato a orinar en nuestra cama y que nos va a dar una respuesta para averiguar qué significa cuando un gato orina la cama. Algunas de las causas más comunes que hacen que el gato orine en la cama son:

Enfermedad: Es la primera causa que debemos descartar. Asegurarnos que nuestro gato no sufre una infección de orina o una cistitis será de vital importancia. En ocasiones, ante un cuadro de malestar, el gato puede empezar a mostrar sensibilidad o desagrado hacia cosas que antes no lo hacía. Rechazar el arenero y utilizar un lugar más cómodo como es la cama, puede ser un indicador de que algo no marcha bien. Acude al veterinario para llevar a cabo una revisión general.

Vulnerabilidad: Una operación reciente, un cambio en su vida, la pérdida de una amistad o muchos otros factores pueden ser causantes de un sentimiento de vulnerabilidad. Entonces, refugiarse en lugares cómodos y calentitos les puede hacer sentir bien y confortables.

Experiencia traumática reciente: Este tipo de situaciones pueden causar en nuestro felino una reacción exagerada, un cambio de hábitos temporal e incluso depresión en el gato. Si ha pasado por una experiencia muy grave deberás tenerlo en cuenta como posible causa de la micción en tu cama.

Puertas cerradas: Antes de marcharte asegúrate que todas las puertas que le permiten llegar al arenero están abiertas. Podría ser algo que pases por alto, pero es imprescindible para nuestro gato que pueda acceder las 24 horas del día.

Tensión o mala relación con algún miembro de la familia: Esta es otra de las causas principales que pueden llevarle a orinar en la cama. Tu gato puede empezar a llevar a cabo este comportamiento si considera que algo negativo afecta a sus relaciones sociales y estado general de bienestar.

¿Tienes varios gatos? Los gatos son muy escrupulosos, por esa razón, sería ideal disponer de, al menos, un arenero por cada gato que hubiese en casa.

Problemas con la caja: Una caja demasiado pequeña o sin la estructura protectora podría hacer sentir a tu gato algo inseguro. Si le has adoptado recientemente, valora si esta podría ser la causa del problema.

La ubicación de la caja de arena: Quizás no habías sido consciente hasta ahora, pero quizás, el arenero de tu gato se encuentra muy lejos, tiene un acceso complicado o tiene obstáculos que a tu gato no le gusta sortear (calor, la presencia de personas que le desagradan, otras mascotas…) valora, conociendo su carácter, si es apropiado para él el lugar en el que está situado el arenero.

No le gusta la arena: En ocasiones podemos estar ofreciendo un sustrato que a nuestro gato le desagrada sin saberlo. Puede ser su aroma, la textura o cualquier otra característica que haga que no se sienta cómodo. Prueba a cambiarlo.

La limpieza de la caja de arena: Los gatos son animales muy limpios y tener su caja de arena sucia les proporciona un claro desagrado. La frecuencia ideal de lavado rondaría los 3-7 días.

La soledad: Aunque los gatos son, en ocasiones, animales algo independientes, es muy importante tener en cuenta que son seres sociales que necesitan compañía y afecto. Si tu gato pasa muchas horas solo, puede haber adoptado este hábito como forma de expresar su desagrado.

Fuente: www.expertoanimal.com

Transporta segura a tu mascota durante estas vacaciones

De | Actualidad, Blog | Sin comentarios

Comenzó el verano  y con ello aumenta el tráfico de vehículos por las carreteras, una escena muy común es observar a las mascotas asomarse por la ventanilla del vehículo provocando la distracción del conductor y posibles accidentes.

Grandes multas pueden aplicarse a quienes conduzcan un automóvil transportando una mascota en el asiento delantero o bien libre en la parte trasera de una camioneta.

La Ley de Tránsito prohíbe el transporte de animales domésticos en los asientos delanteros de los vehículos y establece que cuando éstos son transportados en la parte trasera de vehículos abiertos, deberán ir suficientemente asegurados con arneses especiales, aspecto que adquiere relevancia en vacaciones, cuando muchas personas llevan a la mascota al lugar de veraneo como un integrante más de la familia.

En el caso de los vehículos cerrados, es responsabilidad del conductor que la mascota no se traslade a la parte delantera del auto, tanto para evitar la multa, pero principalmente por seguridad en la conducción. En una colisión a 100 km por hora un perro de 20 kilos multiplica su peso por 30 y puede golpear un objeto o a una persona como si pesara 600 kilos, transformándose en un proyectil. Además, una frenada brusca puede alterar a la mascota y provocar alguna reacción violenta.

Esta normativa tiene por objetivo asegurar el traslado de mascotas y personas. Pese a que la norma está vigente desde hace algunos años, aún vemos a perros sacando la cabeza por la ventanilla, y un bocinazo o frenada brusca puede ponerlos nerviosos y ocasionar algún accidente del vehículo.

El traslado más seguro de la mascota es en una jaula de transporte en el asiento trasero, y algunas jaulas traen dispositivos para engancharlas al cinturón de seguridad. Esto permitirá que la mascota se sienta segura, así como quienes viajan en el vehículo.

Existen jaulas especializadas para cada tamaño de animal, las que pueden tener una capacidad desde 5 hasta 50 kilos, para transportar desde Chihuahuas, Poodles y Cocker, hasta Bóxer, Doberman, San Bernardo y Rottweiler. También existen jaulas con bebederos y accesorios adicionales.

Además para viajes largos se puede suministrar un tranquilizante a la mascota, como Pacifor, pero sólo bajo prescripción veterinaria, ya que es el Médico Veterinario quien debe establecer la dosis del medicamento y decir si es factible la administración para el perro o gato.

 

Claves para viajar con mascotas

 

Como consejos adicionales, se recomienda al momento de enfrentar un viaje con la mascota:

 

  • Familiarizar al perro o gato con las salidas, porque pueden resultar estresantes para ellos. Puede dar paseos cortos en auto para acostumbrarlos a viajar.

 

  • Que coman y beban 6 u 8 horas antes de emprender cualquier tipo de viaje, porque algunos se marean y sufren vómitos.

 

  • Llevar una buena cantidad de agua y que ésta esté fresca, ya que la mascota puede sufrir durante viajes cortos o largos deshidratación.

 

  • Durante las paradas, no se debe dejar al animal en el interior del automóvil  y, menos aún, si está sometido a los efectos del sol. Hay que tener en cuenta que los perros y gatos no transpiran por la piel, por lo que les resulta más difícil eliminar el calor del cuerpo. Una elevada temperatura les puede provocar la muerte por un golpe de calor.

 

  • Llevar al lugar de destino la casa donde duerme la mascota, o bien alguna frazada o paño que él reconozca.

 

En resumen la mascota debe ser considerada como un pasajero más al momento de realizar un viaje. Los dueños deben tomar conciencia de las medidas de seguridad, ya que no sólo se evitan accidentes y sanciones al no cumplir con la ley, sino que también, convierte el viaje en una  experiencia agradable para la mascota y el resto de la familia.

10 Frutas y verduras que puede comer tu gato

De | Actualidad, Blog | Sin comentarios

En cuestiones de alimentación felina no todo vale, ya que aunque hay frutas y verduras buenas para los perros, otras verduras son tóxicas para los mininos.

Entonces, ¿Que frutas pueden comer los gatos ? La lista de frutas y vegetales que existen en el mundo es inmensa y obviamente no podemos abarcarla toda.

Por eso, te dejamos aquí la lista de frutas y verduras que le puedes dar:

1. Manzana: Los gatos pueden comer manzana en pequeños trozos sin piel o con piel pero bien lavadas.
2. Pera: Cortar unos trocitos de pera para tu gato de vez en cuando también está bien.
3. Melón: El melón es perfectamente apto para los gatos y a muchos les encanta.
4. Sandía: La sandía es otro ejemplo de fruta buena para gatos y que suele gustarles mucho.
5. Frutillas: Las frutillas también están bien para los gatos y son ricas en fibra y vitamina C.
6. Pepino: En mi experiencia el pepino les gusta bastante a los gatos. Una o dos rodajas de vez en cuando son una golosina perfecta.
7. Zanahoria: Este es un clásico. Las zanahorias son verduras buenas para gatos, mejor cocidas para que las puedan digerir más fácilmente.
8. Zapallo: la calabaza es una buenísima idea como comida para gatos. Suele utilizarse cocida y mezclada con carne en platos caseros y es muy digestiva para los gatos.
9. Brócoli: Es una verdura apta para gatos, sin abusar demasiado, ya que en exceso que puede provocar gases a las mascotas.
10. Espárragos: Los espárragos también son seguros para los gatos. Puedes dárselos cocidos y mezclados con carne.

 

CONTÁCTANOS
Maulen 300 , Parque Industrial Buenaventura, Quilicura.
Email: [email protected]