Monthly Archives

junio 2021

5 Comandos básicos de adiestramiento

De | Actualidad | Sin comentarios

Quieres enseñarle a tu perro los mejores comandos de adiestramiento? Tener un perro adiestrado no es lo mismo que tener un perro en balance, pero enseñarle los comandos básicos puede ser de gran ayuda para manejar problemas de comportamiento.

Si bien tomar una clase de adiestramiento es muy beneficioso para ti y para tu perro, existen muchos comandos que puedes enseñarle en casa.

A continuación encontrarás una lista de los comandos básicos para enseñarle a tu perro, que además ambos disfrutarán aprendiendo.

 

  1. Sit / Sentado

 

Este es una de los principales comandos que tu perro debe saber, por lo que es además el mejor para empezar. Un perro que conoce y maneja este comando estará mucho más calmado y será más fácil de controlar que un perro que no lo domina. Adicionalmente, este comando  prepara a tu perro para mayores desafíos como el “stay/ quieto” o el “come/ven”.

Como enseñarle el comando “sit” a tu perro:

 

  • Sostén un premio cerca de la nariz de tu perro.
  • Mueve tu mano hacia arriba, permitiendo que su cabeza siga al premio con la mirada, lo que lo lleva a tomar una posición de asiento.
  • Una vez que esté en esa posición, dile “sit/sentado”, dale un premio y acarícialo.

Repite esta secuencia algunas veces cada día hasta que tu perro lo haya dominado. Luego pídele a tu perro que se siente cada vez antes de comer, antes de salir a caminar y en cualquier otra situación en la que quieras que tu perro se mantenga sentado y calmado.

 

  1. Come/Ven

 

Otro comando muy importante es la palabra “come/ven” Este comando es de inmensa ayuda para cuando se te pueda soltar la correa o se te queda la puerta abierta a la calle. También es fácil de enseñar y mantendrá a tu perro alejado de problemas y peligros.

Cómo enseñarlo:

 

  • Ponle el collar y correa a tu perro.
  • Baja a su nivel y dile: “come/ven”, mientras tiras muy suavemente de la correa y lo acercas hacia ti con cuidado.
  • Cuando llegue a ti, felicítalo con una caricia y un premio.

Una  vez que haya dominado este comando usando la correa, continúa practicando sin ella, en un lugar cerrado y seguro.

 

  1. Down/Abajo

 

Este comando es uno de los más difíciles de enseñar, debido a que requiere que tu perro se ponga en una posición sumisa. Puedes ayudar a tu perro manteniendo la práctica relajada y positiva, especialmente si tu perro es ansioso o temeroso. No olvides nunca, además, siempre felicitar a tu perro cuando siga de forma exitosa las instrucciones.

Cómo enseñarlo:

 

  • Encuentra un premio que tenga un olor que le guste mucho a tu perro y acércalo a su nariz.

Cuando lo haya olfateado, lleva tu mano al suelo, de forma que él la siga.

  • Luego desliza tu mano por encima del suelo y por delante de él para hacer que su cuerpo siga su cabeza.
  • Una vez que se encuentre en la posición adecuada, di la palabra “down/abajo”, prémialo y dale afecto.

Repite este ejercicio cada día. Si tu perro intenta sentarse o caminar hacia tu mano, dile “no” y retira la mano. No lo empujes hacia la posición y felicítalo por cada paso hacia la posición correcta.

 

  1. Stay/Quieto

 

Este comando ayuda al control de tu perro y es de gran ayuda en situaciones en las que necesitas que tu perro se mantenga alejado, sin intervenir.

Antes de enseñarle este comando a tu perro él debe ya ser un experto en el comando “sit/sentado”.

 

Como enseñarlo:

  • Primero, pídele a tu perro que se siente.
  • Luego abre la palma de tu mano en frente de ti y dile “ stay/quieto”.
  • Da unos pasos hacia atrás. Prémialo y dale afecto si se queda en su lugar.
  • Gradualmente anda aumentando los pasos que das hacia atrás antes de premiar.
  • Siempre premia a tu perro por quedarse quieto en su lugar, aunque haya sido solo por unos segundos.

Este es un ejercicio de autocontrol para tu perro, así que no te desanimes si toma un poco de tiempo.

 

  1. Leave it/ Deja

 

Este último comando puede mantener a tu perro a salvo en casos donde la curiosidad le gana, como cuando huele algo intrigante en el suelo durante el paseo. El objetivo es enseñarle que por ignorarlo, obtendrá algo mejor.

 

  • Toma premios con ambas manos. Muéstrale una mano con el puño cerrado y dile “leave it/deja”. Ignóralo mientras olfatea, ignora sus lamidos, sus patas sobre tu mano, incluso sus ladridos.
  • Una vez que deje de intentar, dale un premio con la otra mano.
  • Repite hasta que tu perro se aleje de tu mano al primer “leave it/deja”.
  • Luego, dale el premio solo cuando haga contacto visual contigo mientras se aleja de tu mano.

Para aumentar la dificultad, usa ahora dos tipos de premio: uno que le encante a tu perro y otro que no le llame tanto la atención.

  • Dile”Leave it/ deja” mientras pones el premio menos atractivo para tu perro en el suelo, cubriéndolo con tu mano.
  • Espera a que tu perro ignore ese premio y te mire. Entonces retira ese premio del suelo, prémialo con su favorito y dale afecto de forma inmediata.
  • Una vez que ya lo haya entendido, repite el ejercicio pero esta vez sin tapar completamente el premio con tu mano, en vez de eso, deja tu mano un poco levantada por sobre el premio. De a poco, anda gradualmente levantando tu mano cada vez más.
  • Ahora ya tu perro está listo para practicar contigo de pie. Sigue los mismos pasos, y si tu perro intenta comerse el premio en el suelo cúbrelo con tu pie. Siempre prémialo con su favorito!

 

No apures el proceso de enseñarle estos comandos a tu perro. Si aumentaste la dificultad y lo observas que le cuesta, vuelve a la etapa anterior.

Esta lista de comandos mejorará la comunicación entre ambos, así como también ayudará a mantener a tu perro alejado de situaciones peligrosas. No hay tiempo mejor invertido que el que tomas para trabajar con tu perro!

¿Cómo evitar los ladridos excesivos de tu perro?

De | Actualidad | Sin comentarios

Los perros ladran por muchas razones: para obtener atención, como advertencia, en respuesta a otros perros que ladran, por aburrimiento, por ansiedad o cuando están excitados. Es importante identificar el o los gatillantes antes de empezar el adiestramiento.

Aburrimiento: actualmente, muchos de los perros que han sido criados para realizar un tipo de trabajo específico se aburren en la cotidianidad de la vida, y ladrar les produce alivio.  Si es este el caso, el primer paso dentro del adiestramiento es aumentar el ejercicio y la estimulación mental. Esto re-enfocará su mente en algo más positivo y ayudará a cansarlo.

Búsqueda de atención: si tu perro ladra para lograr atención, no premies sus demandas. Gritarle o regañarlo son formas de responder a estas demandas y de premiarlo por sus ladridos, incluso si la intención es la contraria. En este caso, es mejor ignorar los ladridos, y una vez que paren, esperar 5 segundos de silencio y premiarlo con tu atención. De esta forma, tu perro aprenderá que no obtendrá nada con sus ladridos, pero lo obtendrá todo con su silencio.

Ladridos por excitación: un perro que ladra al excitarse (por ejemplo, antes del paseo o al ser alimentado) es más difícil para adiestrar, ya que por lo general las señales que damos al prepararnos para salir o al comenzar a preparar su comida son por lo general bastante ritualizadas. Pero nuevamente, no debemos premiarlo con las cosas que él quiere hasta que se calme y esté tranquilo.

  • Por ejemplo, si tu perro comienza a ladrar en el momento en el que tomas la correa de paseo, deja la correa donde estaba y siéntate.
  • Sigue repitiendo esto hasta que tu perro se calme.
  • Si ya has logrado poner la correa, pero los ladridos comienzan al momento de salir por la puerta, vuelvan a entrar inmediatamente.

Esta es una técnica que requiere de mucha paciencia, pero si te esmeras y eres constante, tu perro muy pronto aprenderá que su calma lleva al paseo.

Ansiedad/Temor: los perros que sufren de ansiedad al quedarse solos generalmente ladrarán durante los primeros 30 minutos luego de tu partida, pero hay otros que lo harán hasta que su persona vuelva a casa. Si es éste el caso, debes considerar la ayuda de un adiestrador/etólogo clínico, ya que la ansiedad por separación puede ser una conducta complicada de modificar.

Advertencia/ Alarma territorial: si tu perro ladra excesivamente en el patio trasero, por ejemplo, haz que entre a la casa inmediatamente y sólo permite que vuelva a salir cuando esté calmado. Continúa repitiendo esto las veces que sea necesario y jamás lo dejes en tu patio sin supervisión. Si tu perro le ladra a otros perros o a gente dentro o fuera de la casa, puede ser porque no ha recibido suficiente socialización y esto hace que se sienta incómodo. En este caso, tu perro debe comenzar un trabajo de desensibilización para que pueda lograr la seguridad que necesita para lidiar con estas situaciones sociales.

Como puedes ver, existen muchas razones por las que un perro puede ladrar, pero hay formas también de evitarlo.

10 frutas y verduras que puede comer tu gato

De | Actualidad | Sin comentarios

En cuestiones de alimentación felina no todo vale, ya que aunque hay frutas y verduras buenas para los perros, otras verduras son tóxicas para los mininos.

Entonces, ¿Que frutas pueden comer los gatos ? La lista de frutas y vegetales que existen en el mundo es inmensa y obviamente no podemos abarcarla toda.

Por eso, te dejamos aquí la lista de frutas y verduras que le puedes dar:

1. Manzana: Los gatos pueden comer manzana en pequeños trozos sin piel o con piel pero bien lavadas.
2. Pera: Cortar unos trocitos de pera para tu gato de vez en cuando también está bien.
3. Melón: El melón es perfectamente apto para los gatos y a muchos les encanta.
4. Sandía: La sandía es otro ejemplo de fruta buena para gatos y que suele gustarles mucho.
5. Frutillas: Las frutillas también están bien para los gatos y son ricas en fibra y vitamina C.
6. Pepino: En mi experiencia el pepino les gusta bastante a los gatos. Una o dos rodajas de vez en cuando son una golosina perfecta.
7. Zanahoria: Este es un clásico. Las zanahorias son verduras buenas para gatos, mejor cocidas para que las puedan digerir más fácilmente.
8. Zapallo: la calabaza es una buenísima idea como comida para gatos. Suele utilizarse cocida y mezclada con carne en platos caseros y es muy digestiva para los gatos.
9. Brócoli: Es una verdura apta para gatos, sin abusar demasiado, ya que en exceso que puede provocar gases a las mascotas.
10. Espárragos: Los espárragos también son seguros para los gatos. Puedes dárselos cocidos y mezclados con carne.

¿Cómo estimular la mente de mi perro?

De | Actualidad | Sin comentarios

Buscas formas entretenidas de mantener a tu perro estimulado mentalmente? Considera estos juegos en tu rutina!

 

Las actividades de estimulación mental enriquecen la vida de nuestros perros al darles algo en qué ocuparse. Y además lo ayudan a no aburrirse, lo que disminuyen las posibilidades de que desarrollen actitudes de comportamiento no deseado, como ladridos excesivos o morder y romper cosas.

 

Acá hay 7 juegos que van a desafiar la mente de tu perro (y lo mantendrá fuera de problemas):

 

Búsqueda de premios: una forma fácil de mantener la mente de tu perro activa es este simple juego de olfato. Es fácil de jugar y tu perro hará uso de sus habilidades olfativas.

 

Cómo jugar:

  1. Ten premios en la mano y pídele a tu perro que se siente.
  2. Mientras tu perro se encuentra en este posición, deja algunos premios en el suelo a su alrededor.
  3. Dale la instrucción a tu perro de “buscar”.
  4. Felicítalo a medida que recoge los premios.
  5. Practica algunas veces hasta que tu perro entienda lo que significa “buscar”.
  6. Empieza a dejar los premios cada vez más lejos de él y repite los pasos 3 y 4.
  7. Empieza a dejar los premios en lugares que estén fuera de su vista, como sobre una silla o debajo de la alfombra y repite los pasos 3 y 4.

 

Es importante ir aumentando la dificultad de a poco, debido a que hay perros que no están acostumbrados a utilizar su olfato, por lo que es necesario que vayan acostumbrándose de a poco. No olvidar nunca felicitarlo con un “muy bien!” cada vez que encuentre un premio.

 

Juguetes dispensadores de comida: estos juguetes requieren que tu perro trabaje en encontrar formas para obtener la comida o los premios dentro del juguete. Para usar uno de estos juguetes solo debes llenarlos con los premios que elijas y luego entusiasmar a tu perro para que interese en jugar con él. Una vez que él empiece a mover de un lado para otro el juguete, los premios empezarán a salir!

Este tipo de juguete es fantástico para darle una buena estimulación mental a tu perro, ya que emulan sus instintos naturales de búsqueda y caza de comida, y el hecho de tener que trabajar por su comida.

 

Puzzles para perros: existen muchas variedades, pero todos tienen en común el hecho de qye tu perro tiene que descifrar la forma de obtener su premio. Entregan una gran estimulación mental a tu perro y definitivamente lo alejan del aburrimiento. Puedes encontrarlos en las tiendas de mascotas y hay desde más básicos a más desafiantes.

 

Juego “en qué mano está?”: ésta es una forma muy fácil de estimular el cerebro de tu perro, y lo único que se necesita son premios.

 

Cómo jugar:

  1. Toma algunos premios y pídele a tu perro que se siente.
  2. Deja que tu perro vea mientras dejas los premios en una de tus manos.
  3. Cierra tus manos en un puño mirando hacia abajo y extiende tus brazos hacia él mientras le preguntas: “¿en qué manos está?”
  4. Una vez que tu perro toque o señale la mano correcta, felicítalo y dale los premios.

Este juego es perfecto para ayudar a tu perro a solucionar problemas. Si al principio no logra descifrar en qué mano está o se emociona mucho y comienza a a señalar ambas manos, tranquilo. Espera y sólo prémialo cuando logre señalar la mano correcta. Esto lo hará entender rápidamente e juego.

 

El juego de taza: simple. Ten varios vasos o tazas ordenados y esconde el premio debajo de uno de ellos. Nuevamente, un juego excelente para la solución de problemas.

 

Cómo jugar:

  1. Toma 3 vasos y algunos premios.
  2. Deja que tu perro te observe mientras dejas un premio debajo de uno de los vasos.
  3. Cámbialos de posición y pídele a tu perro que encuentre el vaso que tiene el premio escondido.

 

La escondida: este es un excelente juego interactivo para ambos.

 

Cómo jugar:

  1. Pídele a tu perro que se siente y espere.
  2. Escóndete.
  3. Llama a tu perro.
  4. Felicítalo cuando te encuentre

 

Este juego permite que tu perro use sus habilidades de búsqueda a través de su olfato, de una forma muy estimulante.

 

Nombrar sus juguetes: otro juego muy entretenido es el de nombrar sus juguetes.

Comienza jugando con tu perro con un juguete específico, y dale un nombre a ese juguete mientras lo usan. Luego de alguna practica tu perro empezará a relacionar ese nombre con ese juguete. Una vez que esto suceda, puedes ponerlo a prueba nombrando el juguete, para ver si tu perro puede identificarlo entre todos sus demás juguetes.  Una vez que él ya haya aprendido este nombre, puedes empezar a enseñarle el nombre de otro. Mi perro reconoce su “guatón” y puede ir a buscarlo al patio si se lo pido. Es maravilloso verlo empezar a mirar por toda la pieza una vez que le pregunto “donde está el guatón”? (ese fue el nombre elegido para una pelota). Este juego es también una excelente forma de impulsar sus habilidades para resolver problemas.

¿Cómo enseñarle en 2 pasos a tu cachorro a hacer sus necesidades en el jardín y no tener “accidentes” en casa?

De | Actualidad | Sin comentarios

No hay nada más emocionante que traer un cachorrito a casa. Los primeros días son pura diversión. Pero también pueden suceder algunos “accidentes” en la alfombra o los muebles…o incluso sobre ti al tenerlo en brazos!

Enseñarle a tu cachorro a hacer sus necesidades afuera de la casa puede volverse una tarea frustrante, pero en realidad no tiene por qué serlo!

Si este trabajo se divide en 2 pasos, se vuelve muy fácil. Esto significa que tienes que monitorear cuidadosamente a tu cachorro y comunicarte de forma muy clara con él.

Paso 1 – Vigila a tu cachorro para evitar accidentes

Esto es muy importante. Prevenir los accidentes y evitar que sucedan cuando tu cachorro ande libre por la casa.

  • Esta libertad debe ser siempre por períodos cortos.
  • Debes estar siempre atento, sin perderlo de vista.
  • Si tu cachorro sale de la habitación donde están, síguelo
  • No esperes hasta escuchar ese silencio que significa que tu cachorro no anda haciendo nada bueno!

La vejiga de tu cachorro es muy pequeña, por lo que tiene poca habilidad para “aguantarse”, y además tampoco sabe que no es correcto hacer sus necesidades en el living de tu casa. Por esto, como regla de oro, siempre deja que tu cachorro juegue libre por máximo 20 minutos cada vez. Y siempre supervisado. Luego de eso, llévalo afuera para un break de baño. Si es necesario, pon una alarma. Es necesario ser constante con esto.

La regla debe ser sacar al cachorro al patio cada vez que:

  1. Se despierta de una siesta
  2. Ha estado jugando
  3. Ha comido o ha tomado agua

Estas frecuentes salidas al jardín reducirán los accidentes en casa.

Adentro y afuera…la vida de un cachorro es: comer, ir al baño, jugar, ir al baño, dormir, ir al baño…y repetir.

Una regla importante de este trabajo con tu cachorro: no darle libertad dentro de la casa, a menos que ya haya hecho sus necesidades estando en el jardín. Si esto no ha sucedido, el cachorro debe estar en un lugar cerrado, como una pieza especial, un canil o jaulita.

Si te relajas con esto y tu cachorro tiene un “accidente” sobre tu alfombra, rápidamente haz un sonido que le llame la atención (como hey!) , tómalo (aunque esté a la mitad de su eliminación) y llévalo afuera.

Sin retos, sin golpes y sin mostrarle su accidente.

Estos accidentes son error tuyo, no del cachorro.

Paso 2 – Comunicación con tu cachorro

Tu cachorro no puede leerte la mente. Así que tú debes comunicarle lo que deseas de una forma que él pueda comprender.

Cada vez que tu cachorro haga sus necesidades en el jardín, usa la palabra “bien!” para marcar el evento, y luego dale un premio. Esto le enseñará que hacerlo afuera es algo bueno y empezará a formar buenos hábitos.

Empieza a utilizar palabras que tú elijas. Por ejemplo, si se come su comida, dile “buen chico, ahora al baño afuera” o si defeca en el jardín, felicítalo también usando palabras que luego él identificará y entenderá para ese momento.

Recuerda siempre esperar a que haya terminado de hacer sus necesidades para felicitar y premiar.

Dale premios! El refuerzo positivo lo hará entender cuándo y dónde es correcto. Y al no recibir premios si lo hace dentro de casa, se dará cuenta de que no es lo apropiado.

Después de un tiempo, tu cachorro relacionará las palabras elegidas como comandos para hacer sus necesidades en los momentos y lugares necesarios.

Con estos dos pasos, y constancia, paciencia y dedicación, lograrás que tu cachorro aprenda de forma rápida y definitiva a salir al jardín cada vez que sienta la necesidad de hacer sus necesidades!

CONTÁCTANOS
Maulen 300 , Parque Industrial Buenaventura, Quilicura.
Email: [email protected]