4 enfermedades comunes de nuestras mascotas en invierno

De julio 19, 2021 Actualidad

Hemos notado que las temperaturas ya están bajando mucho!

Sabemos que hay mascotas que sí disfrutan del frío, aquí van algunos datos de enfermedades comunes, y cómo prevenirlas:

  1. Hipotermia

Tal como en los humanos, la hipotermia  en perros es la baja de temperatura corporal causada por la exposición al frío. La combinación mojado-frio también es muy peligrosa para los perros. Un pelaje empapado puede congelarse, causando hipotermia.

Para prevenirla, evite permanecer por períodos largos en temperaturas muy frías. Un chaleco de polar o chaqueta pueden mantener también el pelaje seco.

En lugares de nieve, proteger también sus patas (almohadillas) usando botas.

Los síntomas de hipotermia incluyen temblores (tiritones), letargo y apatía. Toma la temperatura de forma rectal; si es menor a 35 grados centígrados, tu mascota está con hipotermia.  Si sospechas de hipotermia en tu perro o gato, ve de inmediato a la clínica veterinaria más cercana. Por el momento, intenta subir la temperatura de tu mascota cubriéndola con frazadas tibias o una botella de agua caliente envuelta en una toalla.

  1. Congelamiento

Va de la mano con la hipotermia. La congelación es el daño del tejido que ocurre en fríos extremos y puede ser menor o severo. Va a depender del tamaño de tu mascota, su edad, grosor de su pelaje y cuanto tiempo ha permanecido afuera en el frío. Pelaje y piel empapada por la nieve o el hielo son un riesgo de desarrollar congelamiento.

Para prevenir el congelamiento, limita la actividad en el exterior en temperaturas extremadamente bajas. Al igual que con la hipotermia, mantener la piel y pelaje secos y usar ropa apropiada para el exterior.

Los síntomas del congelamiento en mascotas dependen de lo avanzado que está:

  • Primer grado: palidez, piel endurecida y escamosa en las extremidades, color enrojecido e hinchazón al calentar.
  • Segundo grado: aparición de ampollas en la piel.
  • Tercer grado: Oscurecimiento de la piel. Puede empezar una gangrena.

Si notas señales de congelamiento, lleva a tu mascota dentro de la casa de forma inmediata y aplica agua tibia a las áreas afectadas. Jamás des masajes en el área con congelamiento, ya que puede causar dolor. Tu mascota necesita atención veterinaria!

  1. Resfríos

Igual que los humanos, perros y gatos pueden resfriarse durante el invierno. Generalmente no es nada serio – una leve tos, una nariz mas húmeda, un poco de fatiga o letargo, todo indica una infección menor del tracto respiratorio superior.

Sigue las guías para prevenir otras condiciones relacionadas con el frío. Utiliza un humidificador en el dormitorio favorito de tu mascota para ayudarla con la tos. Si no tienes uno, lleva a tu mascota al baño contigo mientras tomas una ducha – el vapor tendrá el mismo efecto. Dale a tu mascota comida tibia, un caldo de hueso por ejemplo es de gran ayuda.

Lleva a tu mascota al veterinario si ésta fuera muy joven o ya senior, o en caso de cualquier  condición preexistente que pudiera complicar el resfrío. Si los síntomas no mejoran dentro de los siguientes días, haz una cita para el veterinario. Es importante que mientras dure el resfrío tu mascota se mantenga alejada de las mascotas sanas.

  1. Tos de perrera

Los perros pueden contagiarse de traqueobronquitis infecciosa canina, conocida como tos de la perrera, debido a la forma en que la se propaga. Hoteles, campamentos, las bajas temperaturas de invierno, el stress y el inhalar humo, todos estos aumentan el riesgo de desarrollar la tos de la perrera. Los responsables de la condición son una bacteria y un virus, y a veces ambas actúan a la vez.

Para prevenirla se debe poner en cuarentena al/los perros potencialmente contagiados hasta obtener tratamiento veterinario. También existe la vacuna anual. Si tu perro es muy joven, o senior o tiene condiciones preexistentes, es mejor considerar familia o amigos que puedan cuidarlo, en vez de estar en espacios con muchos perros al mismo tiempo.

La señal principal de la tos de perrera es una tos como graznido de ganso, seca. Estornudos, nariz moqueando y secreción ocular son síntomas secundarios.

Puedes tratar la tos de perra suave con un humidificador o con el vapor de la ducha. Si los síntomas persisten luego de 3 semanas, visita a tu veterinario y confirma el diagnóstico. La neumonía, tuberculosis y otras condiciones respiratorias serias tienen síntomas similares.

Déjanos tu comentario

CONTÁCTANOS
Maulen 300 , Parque Industrial Buenaventura, Quilicura.
Email: [email protected]