Categoría

Blog

Niños y perros ¿Qué le debo enseñar al niño para evitar un accidente?

De | Blog | Sin comentarios

Cerca de 5 millones de personas son mordidas por perros cada año solo en Estados Unidos, y cerca de la mitad de ellos son niños. Muchos niños sienten el impulso de acercarse a los perros pero ésta puede ser la receta para un desastre. 

Acá unos consejos que te pueden ayudar a proteger a tu hijo de ser mordido por un perro (y proteger al perro que frecuentemente es puesto a dormir si es que llega a atacar a un niño). La regla más importante a enseñar a un niño es nunca acercarse a un perro que no conoce, incluso si el perro parece amigable. Muchos perros son caprichosos cerca de los niños porque los niños tienen un alto nivel de energía y son impredecibles. Combinado con que un niño corre directo hacia el perro y hasta el perro más dócil puede saltar a la defensiva. Si el perro está con su dueño enséñale a tu hijo a preguntar desde una distancia prudente si es que puede acercarse a acariciar al perro y que no  se sienta mal si es que la respuesta es un “No”.

Si un perro extraño se acerca a un niño debe siempre recordar quedarse quieto y en calma. Correr puede activar el instinto de caza en el perro y provocar que persiga al niño. Ruidos fuertes como los gritos pueden aumentar el nivel de energía del perro y ponerlo ansioso lo que aumenta la posibilidad de una agresión de su parte. Si un perro ataca a un niño, el niño debe ponerse en posición fetal protegiendo su cuello y cabeza con sus manos y brazos.

Enséñales a los niños a avisar a los adultos si es que ven un comportamiento inusual en el perro. El comportamiento errático en un perro puede ser sintomatología de rabia.

No mirar, no tocar, no hablar es la regla para todo el que conoce un perro por primera vez. En la manada el líder no se acerca a los perros sumisos, los perros sumisos van hacia el líder. “Haciéndote el interesante” empatizas tu rol como líder de la manada, esto también demuestra respeto hacia el perro porque tú estás enviando una invitación silenciosa al perro de que se acerque a ti en vez de invadir el espacio íntimo del perro. Si el perro lo decide puede acercarse y olerte, luego seguirá su camino o te pedirá cariño. Si el perro se va continúa ignorándolo, si el perro te toca está bien que lo acaricies.

Acércate al perro desde el lado y arrodíllate.  Nunca acaricies a un perro desconocido en la cabeza ya que lo puede percibir como una amenaza, en vez de eso acarícialo en el pecho.

CONTÁCTANOS
Maulen 300 , Parque Industrial Buenaventura, Quilicura.
Email: contacto@fitformula.cl