¿Cómo evitar los ladridos excesivos de tu perro?

De junio 24, 2021 Actualidad

Los perros ladran por muchas razones: para obtener atención, como advertencia, en respuesta a otros perros que ladran, por aburrimiento, por ansiedad o cuando están excitados. Es importante identificar el o los gatillantes antes de empezar el adiestramiento.

Aburrimiento: actualmente, muchos de los perros que han sido criados para realizar un tipo de trabajo específico se aburren en la cotidianidad de la vida, y ladrar les produce alivio.  Si es este el caso, el primer paso dentro del adiestramiento es aumentar el ejercicio y la estimulación mental. Esto re-enfocará su mente en algo más positivo y ayudará a cansarlo.

Búsqueda de atención: si tu perro ladra para lograr atención, no premies sus demandas. Gritarle o regañarlo son formas de responder a estas demandas y de premiarlo por sus ladridos, incluso si la intención es la contraria. En este caso, es mejor ignorar los ladridos, y una vez que paren, esperar 5 segundos de silencio y premiarlo con tu atención. De esta forma, tu perro aprenderá que no obtendrá nada con sus ladridos, pero lo obtendrá todo con su silencio.

Ladridos por excitación: un perro que ladra al excitarse (por ejemplo, antes del paseo o al ser alimentado) es más difícil para adiestrar, ya que por lo general las señales que damos al prepararnos para salir o al comenzar a preparar su comida son por lo general bastante ritualizadas. Pero nuevamente, no debemos premiarlo con las cosas que él quiere hasta que se calme y esté tranquilo.

  • Por ejemplo, si tu perro comienza a ladrar en el momento en el que tomas la correa de paseo, deja la correa donde estaba y siéntate.
  • Sigue repitiendo esto hasta que tu perro se calme.
  • Si ya has logrado poner la correa, pero los ladridos comienzan al momento de salir por la puerta, vuelvan a entrar inmediatamente.

Esta es una técnica que requiere de mucha paciencia, pero si te esmeras y eres constante, tu perro muy pronto aprenderá que su calma lleva al paseo.

Ansiedad/Temor: los perros que sufren de ansiedad al quedarse solos generalmente ladrarán durante los primeros 30 minutos luego de tu partida, pero hay otros que lo harán hasta que su persona vuelva a casa. Si es éste el caso, debes considerar la ayuda de un adiestrador/etólogo clínico, ya que la ansiedad por separación puede ser una conducta complicada de modificar.

Advertencia/ Alarma territorial: si tu perro ladra excesivamente en el patio trasero, por ejemplo, haz que entre a la casa inmediatamente y sólo permite que vuelva a salir cuando esté calmado. Continúa repitiendo esto las veces que sea necesario y jamás lo dejes en tu patio sin supervisión. Si tu perro le ladra a otros perros o a gente dentro o fuera de la casa, puede ser porque no ha recibido suficiente socialización y esto hace que se sienta incómodo. En este caso, tu perro debe comenzar un trabajo de desensibilización para que pueda lograr la seguridad que necesita para lidiar con estas situaciones sociales.

Como puedes ver, existen muchas razones por las que un perro puede ladrar, pero hay formas también de evitarlo.

Déjanos tu comentario

CONTÁCTANOS
Maulen 300 , Parque Industrial Buenaventura, Quilicura.
Email: [email protected]