El origen de Halloween y su relación con los animales

De octubre 9, 2020 Actualidad, Blog

Los orígenes de esta festividad que hoy tiene a niños y mascotas muy felices con sus ingeniosos disfraces se remontan a los celtas de hace 25 siglos, en su ceremonia de Samhain o «año nuevo Celta», cuando el año terminaba a fines del verano, lo que equivale al 31 de octubre de nuestro calendario.

 

La festividad celta del Samhain se describe como una reunión con los espíritus de los difuntos que, en esta fecha, salían a caminar entre los vivos, dándosele a la gente la oportunidad de reunirse espiritualmente con sus antepasados. Esta ceremonia ha sido practicada desde hace más de tres mil años por los pueblos celtas que han poblado toda Europa.

 

En la actualidad, Samhain continúa celebrándose por los seguidores de esta cultura. Más adelante, la iglesia católica instituyó el 1 de noviembre como Día de Todos los Santos, que en Inglaterra se llamaba “All Hallows’ Day” y la noche anterior “All Hallows’ Eve”, que posteriormente se resumió en la palabra Halloween.

 

Pero más allá de la celebración moderna, queremos recordar las raíces de esta festividad, las cuales consideran de una manera especial a la naturaleza y los animales. Los celtas vivían plenamente el contacto con la naturaleza, a la que se sentían muy unidos. Por lo mismo, consideraban a los animales como seres muy importantes en su vida y mantenían un gran respeto por todas las criaturas vivientes. Uno de sus principales animales sagrados era el caballo, reverenciado en muchos lugares y de muchas formas (la diosa Epona se representaba siempre rodeada de ellos). Otro animal sagrado era el ciervo. Aquí podemos citar al dios Cernunnos, dios de los bosques y la abundancia, que se representa siempre con cornamenta de ciervo. Los perros eran también muy considerados y en muchos relatos aparecen citados más como compañeros que como subordinados a su propietario.

 

La relación del hombre con los animales se remonta a miles y miles de años. Ellos han sido fuente de alimento, ropa y compañerismo. Ellos nos han protegido de las cosas que se esconden en la oscuridad. Ellos han proporcionado comodidad y calidez. En algunos casos, incluso han criado y alimentado a nuestros hijos abandonados, como en el caso de Rómulo y Remo.

 

Por este motivo, la cultura celta no solo recuerda a sus antepasados en esta fecha, sino que también es una instancia para honrar a los espíritus animales, tanto salvajes como domésticos, para agradecerles por todo lo que significaron durante su vida. La tradición celta relata una ceremonia que se realiza en esta noche de samhain, para las mascotas que han fallecido durante el último año.

 

Esta ceremonia consiste en adornar un altar en el que se coloca un recuerdo de ellos (puede ser su collar, una foto, etc.). Para esa noche, se prepara una comida para la familia que incluye pequeñas cantidades de carnes de diferentes especies. La familia se reúne alrededor de la mesa del altar que se preparó para recordar a la mascota. La olla y el pan se coloca en el centro de la mesa, con una cuchara grande para servir. Cada miembro de la familia tiene un tazón y una cuchara en la mano.

 

Juntos comparten la siguiente oración:

«Samhain ha llegado, y es el final de la cosecha.

Los cultivos son de los campos, Y los animales se preparan para el próximo invierno.

Hoy rendimos homenaje a los animales en nuestras vidas.

Algunos han muerto para que la comamos. Algunos nos han proporcionado amor.

Algunos nos han protegido de lo que nos haría daño.

Esta noche, damos las gracias a todos ellos.»

 

Así, la noche de samhain es una linda instancia para poder recordar a nuestras mascotas fallecidas y agradecerles todo el amor recibido durante el tiempo que fueron parte de nuestra familia.

Déjanos tu comentario

CONTÁCTANOS
Maulen 300 , Parque Industrial Buenaventura, Quilicura.
Email: [email protected]