Las mascotas y la cuarentena

De mayo 26, 2020 Actualidad

El coronavirus también tiene encerrados a los animales que viven con nosotros. Una etóloga da sus consejos para mantener activo a tu perro durante el encierro y evitarle así el estrés y la angustia.

Una de las pocas cosas que se escucha en la ciudad durante la cuarentena —además del largo ronquido de las motos repartidoras— son los ladridos. Caen agudos y graves de las ventanas y balcones: a veces largos como aullidos, quizá tristes por el encierro, y otros mucho más intensos, a lo mejor la única forma que encuentran de gastar la energía acumulada.

Los perros también sufren del confinamiento, es posible que más que los humanos. No tienen Netflix para matar la angustia, ni recetas para ocupar las manos, tampoco teletrabajo ni Zoom para ver a sus amigos de la plaza. Solo te tienen a ti, su dueña o dueño, para que busques la manera de entretenerlo, cansarlo, quererlo y estimularlo, cuatro cosas que se podían hacer yendo al parque. Ahora, en los pocos metros del departamento, y en la media hora que establece el permiso para salir a pasear, hay que encontrar otras formas de mantener activo a tu perro y evitar que, como tú viendo las noticias, termine ansioso y estresado por el coronavirus.

Es lo primero que explica Carmen Luz Barrios, veterinaria y máster en etología —la rama de la biología que estudia el comportamiento animal—, directora clínica del Centro Integral de Comportamiento Animal “Los perros, al igual que los humanos, se estresan cuando tienen cambios drásticos de rutina”, dice. Se ponen irritables e irascibles. En casos más extremos de encierro, pierden el apetito, se les pone feo el pelo y descuidan su higiene.

En estas circunstancias de aislamiento, entonces, una tenencia responsable también exige entregarle otro tipo de tiempo y cuidados a la mascota.

Antes que todo, advierte Barrios, no porque los perros no se enfermen —ni tampoco mueran— de Covid-19 significa que no hay que preocuparse por ellos. “Algunas partículas virales podrían quedar en su pelaje o sus patas y, como sabemos que el virus sobrevive bastante tiempo, eventualmente contagiar a un humano”.

Por eso, en cada salida, hay que mantener los dos metros de distancia tanto con las personas como con otros perros que estén siendo paseados. No ir a los caniles de las plazas y, al llegar a casa, limpiarle con agua y jabón el hocico y las patas. “Ojo con arrastrar las correas en el suelo”, dice Carmen. “Estas también hay que lavarlas después del paseo”.

Si estás leyendo esto es muy probable que seas un muy buen dueño o dueña, que sacas a pasear a tu perro más de una vez al día, que lo alimentas con la mejor —o quizá la segunda mejor— comida del mercado, que lo llevas al veterinario todas las veces que sea necesario, o incluso más. Pero el encierro te pondrá a prueba porque requiere dedicarle tiempo de otra manera: ya no se trata simplemente de dejarlo correr en el parque mientras revisas historias de Instagram o envías interminables audios de Whatsapp. Esta vez, como diría una psicóloga infantil, hay que dedicarle tiempo de calidad.

 

https://www.latercera.com/practico/noticia/confinado-con-tu-mascota-que-hacer-con-tu-perro-durante-la-cuarentena/3CFKH4Z3ENFE3NKK6G33ST2SGI/

 

Leyes Gatunas
Siguiente post

Déjanos tu comentario

CONTÁCTANOS
Maulen 300 , Parque Industrial Buenaventura, Quilicura.
Email: [email protected]