Monthly Archives

junio 2020

Los Gatos y la Cuarentena

De | Actualidad | Sin comentarios

En este período de cuarentena, nos quedamos más tiempo en casa, ¿alguna vez te pusiste a pensar cómo se adapta tu gato a estos cambios en la rutina?

Los gatos son muy sensibles a los cambios en el ambiente. No se adaptan fácilmente. No es lógico en la rutina del gato que los dueños pasen tanto tiempo en la casa o departamento. Pueden estar afectados porque antes pasaban horas de tranquilidad solos. Es probable que se hayan sentido invadidos y tenido reacciones somáticas por estrés. si no quieres estresarlos durante la cuarentena debes hacer dos cosas. La primera: supervisa y pon límites al juego de los niños con el gato. Y la segunda: deja una habitación vacía, para que encuentre tranquilidad cuando la necesite.

A pesar de que queremos mucho a nuestra mascota y deseamos estar continuamente acompañados por ella, tenemos que respetar su espacio vital. Los gatos son animales de rutinas y debemos introducir los cambios paulatinamente.

  •  No tenemos que forzar la situación para que el felino no se sienta incómodo.
  •  Podemos llamar su atención con su juguete favorito y mantenerle entretenido con rascadores y otros elementos.
  •  Dejar que tenga su espacio y sus refugios en casa y respetar sus momentos de soledad para que reduzca sus niveles de estrés.
  •  Si observamos que lleva muchas horas aislado, podemos acercanos a él y dedicarle tiempo para que entienda que no eres una amenaza.

Debes estar atento a las siguientes señales, y si aparecen llamar a tu Médico Veterinario de confianza para que te oriente:

  •  Maullidos excesivos
  •  Orina fuera de la caja de arena
  •  Lamido excesivo, que puede causar lesiones en la piel
  •  Pérdida de pelo
  •  Agresividad
  •  Marcado territorial
  •  Depresión y / o postración
  •  Vómitos
  •  Diarrea o estreñimiento

Durante esta crisis sanitaria personas y animales experimentarán muchos cambios en sus rutinas, por eso es importante tomar en cuenta estas recomendaciones y así velar por el bienestar y la salud de nuestras mascotas y el nuestro.

Coronavirus y Mascotas

De | Actualidad | Sin comentarios

Estamos en un momento de gran incertidumbre y donde nuestra rutina ha cambiado súbitamente, es importante que no nos olvidemos de como esta situación puede afectar también a nuestras mascotas y que estemos conscientes de cómo ayudarlos y que precauciones debemos tomar con ellos.

¿Es posible que nuestras mascotas se contagien de COVID-19 y transmitan el virus?

Lo primero que me gustaría decir es mantener la calma, es una situación nueva en ámbito científico, en desarrollo día a día, donde los servicios de salud pública de todo el mundo trabajan para controlar la propagación del virus, monitoreando constantemente para obtener nueva información al respecto. Debemos ser responsables con la información y seguir las instrucciones de la autoridad sanitaria. El llamado es a informarse desde fuentes oficiales o confiables y mantener las medidas bàsicas de higiene de manipulación de mascotas.

Aunque el virus esté relacionado con animales en su origen, la información científica recopilada por los organismos competentes, como la OMS o la OIE (Organización Internacional de Sanidad Animal), hasta este instante indica que no existe evidencia científica de que las mascotas puedan transmitir este virus a las personas. El virus solo se transmite de persona a persona. Sin embargo toda esta situación está en desarrollo día a día, por lo cual se recomienda que una persona COVID-19 positivo delegue, en lo posible, el cuidado de su mascota a un tercero.

Las mascotas al tener contacto con personas positivas a COVID-19 algunas partículas virales eliminadas por una persona positiva podrían quedar en el pelaje o en sus patas y contagiar a alguna persona, ya que el virus sobrevive bastante tiempo en el ambiente. En este caso los animales pueden funcionar como portadores pasivos de partículas virales y eventualmente contagiar a un humano, como ocurriría con cualquier superficie donde puedan quedar partículas virales.  Esto corresponde una contaminación ambiental accidental  en el pelaje de animales que estén en contacto estrecho con pacientes que posean el coronavirus COVID-19.

Quiero dejar claro que hasta el momento perros y gatos no tendrían la capacidad de transmitir el virus a las personas.

Sin embargo toda esta situación está en desarrollo día a día, por lo cual se recomienda que una persona COVID-19 positivo delegue, en lo posible, el cuidado de su mascota a un tercero.

¿Debo tomar precauciones especiales si soy COVID positivo?

1.- Si el dueño está diagnosticado con COVID-19, se recomienda restringir el contacto con perros, gatos y otros animales, tal como lo haría con otras personas.

2.- Siempre que sea posible, haga que otro miembro de su hogar cuide de sus mascotas mientras está enfermo. En el caso de no ser posible que otra persona se encargue del animal cuando está enfermo, lávese las manos antes y después de interactuar con las mascotas y use una mascarilla para realizar las tareas diarias. Lo que se debe evitar con los animales es acariciarlos, acurrucarlos, besarlos, además de compartir alimentos con ellos.

3.- Los humanos positivos a COVID-19, deben tomar las precauciones básicas del lavado de manos y colocarse mascarillas para interactuar con sus animales, para que estas no se contaminen con el virus en su cuerpo y puedan contagiar a terceros. Lavarse las manos las manos antes y después de estar o manipular animales, su comida o sus artículos, evitar besar o compartir comida con ellos. Son las precauciones recomendadas para cualquier paciente positivo respecto a la cuarentena y restricción de contacto con otras personas.

4.- Si eres un paciente positivo para el virus Covid-19, evita pasear a tu mascota o compartir mucho tiempo con ella. En el mejor de los casos, inclúyela dentro de un plan de aislamiento preventivo.

Para terminar, queremos recalcar lo importante que son las medidas de prevención. El lavado de manos con agua y con jabón, el cubrirse la boca al toser y estornudar, y el evitar el contagio con otras personas, son 3 sencillas medidas que pueden ayudarnos a salir de esta crisis lo antes posible. ¡Cuidémonos entre todos!

Traqueobronquitis infecciosa canina

De | Salud | Sin comentarios

La traqueo bronquitis infecciosa canina es la enfermedad que más aqueja a los perros cuando bajan las temperaturas en invierno, y es altamente contagiosa especialmente entre canes no vacunados. También puede atacar a perros con baja inmunidad.

Esta enfermedad respiratoria es muy común y se manifiesta principalmente como una tos persistente, como si el perro tuviera algo atragantado en la garganta, por lo que se conoce como la “tos de las perreras”. También se puede manifestar con anorexia, depresión y fiebre, que muchas veces el perro combate acostándose en baldosas frías.

La enfermedad se contagia entre perros por  vía aérea. Si un dueño de mascota detecta que en el parque o plaza hay muchos canes tosiendo, se recomienda no llevar a su perro a ese lugar.

Cuando un perro estornuda o deja secreciones en el pasto de una plaza, otro perro que va al lugar puede adquirir los patógenos. También los perros tienen el hábito de olfatearse, lo que ayuda a transmitir la enfermedad.

Un aspecto clave es que si bien la enfermedad no se contagia desde perros al ser humano, el hombre puede convertirse en un propagador de los patógenos que provocan la traqueo bronquitis, como el virus de la Parainfluenza canina. Una persona puede pasar por un parque donde está el virus y transportarlo en su vestuario a la casa y contagiar a su propio perro.

La tos y decaimiento que provoca la traqueo bronquitis canina deberían concluir al cabo de cinco a siete días.

Cuando ha pasado ese lapso, o se presenta fiebre o bien tiene claras dificultades para respirar, probablemente el cuadro se complicó y avanzó hacia la vía aérea baja afectando pulmones. Ahí se recomienda llevar a la mascota al Médico Veterinario para que suministre antibióticos y/o antiinflamatorios. Un agravamiento puede derivar en neumonía, afectar el transporte de oxigeno a los tejidos y producir la muerte.

Consejos para prevenir

Para prevenir la traqueo bronquitis canina se recomienda:

. Vacunar anualmente con la séxtuple u óctuple, que incluyen a algunos de los agentes causales como el virus de la Parainfluenza y el Adenovirus tipo II que combaten la “traqueo bronquitis canina”. Si el perro está vacunado, no previene 100% la enfermedad, pero sí puede evitar que esta se agrave.

. Estar atento a posible brote de la enfermedad, y evitar llevarlo a parques o plazas donde están otros perros tosiendo.

. Pasear al perro en horas templadas y con ropa, especialmente a los que tienen pelaje corto, pues el frío afecta las barreras biológicas de defensa natural del organismo sobre todo en las fosas nasales y vías respiratorias.

. A cachorros que tienen defensas inmaduras y perros mayores de 7 años o con inmunidad deprimida, entregar suplementos vitamínicos durante el invierno. Algunos contienen Schizandra, que permite la adaptación del organismo a condiciones adversas como las bajas temperaturas, y se encuentra en suplementos como Doguivit Senior.

Hay suplementos con vitaminas B 1, B 6 y B12, que participan en la síntesis de proteínas e hidratos de carbono para la generación de energía, fundamental para el invierno, como Doguivit Cachorro.

¿Cómo evitar la obesidad en nuestros gatos?

De | Salud | Sin comentarios

La cantidad de calorías que ingieren los gatos y la falta de ejercicio o sedentarismo pueden provocar un desorden que puede llevarlo a la obesidad, acortando incluso sus expectativas de vida. «Lamentablemente, este trastorno nutricional es muy común en gatos, ya que son mascotas a las que les gusta estar acurrucadas y se mueven muy poco en el día»

 

Causas de obesidad en felinos

La causa más común es la sobrealimentación. Si las calorías consumidas exceden a las calorías gastadas, el gato engorda. Una manera de tener controlada la ingesta de calorías es suministrarles sólo alimentos envasados y formulados especialmente para gatos, así como dejar de lado las golosinas.

El envejecimiento es otro de los problemas más comunes. A medida que el gato se hace mayor, la tasa de metabolismo es más lenta, las articulaciones pueden llegar a doler y se vuelven menos activos. Todo esto puede dar lugar a la obesidad en un gato de avanzada edad.

 

Descubrir a tiempo la enfermedad

Al igual que los humanos, las mascotas deben velar por mantener un peso ideal, ya que la obesidad animal puede provocar las mismas dificultades médicas que en el hombre e, incluso, provocarles la muerte. Sufren el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes, artritis, hipertensión, asma, desórdenes gastrointestinales, enfermedades del hígado, de la piel, y problemas en la reproducción. Además, los gatos obesos tienen una expectativa de vida más corta que los gatos que mantienen un peso dentro de los rangos de normalidad.

Para saber si tu gato se encuentra obeso, un indicador aproximado es palpar sus costados. Debes ser capaz de sentir las costillas una por una, tienes que poder contarlas. Otra manera es mirar a tu gato desde arriba: debes ser capaz de ver su cintura, tu gato debe tener la forma de un reloj de arena o similar. La mejor manera para ayudarlo a bajar de peso es acudir a tu veterinario, quien te hará un plan de alimentación y ejercicios acorde a la raza y edad de tu gato.

Lo normal es que un gato adulto pese entre 3 y 5 kilos, aunque las razas grandes pueden llegar a superar los 6 kilos. Las hembras suelen pesar menos que los machos.

Es necesario considerar que hay ciertas condiciones en un gato adulto que pueden favorecer la ganancia excesiva de peso y llevar a un estado de sobrepeso u obesidad, por ejemplo, con respecto a la genética, los descendientes de obesos tendrán una mayor predisposición, al igual que los animales que desciendan de la cruza de dos razas diferentes.

Además, los gatos castrados tienen una mayor tendencia a padecer obesidad, debido a que los cambios hormonales disminuyen sus requerimientos energéticos, situación que se observa también en las gatas castradas. Por esto, se aconseja que, inmediatamente después de practicada la cirugía, se comience con una alimentación con menos calorías y se controle el consumo de alimentos.

Ya en la edad avanzada, se producen alteraciones en la composición corporal, los felinos -al igual que nosotros- pierden masa muscular con un aumento de grasa, por lo que debe controlarse su peso y estado corporal para compensar estos cambios sin afectar su salud y bienestar.

En los trastornos de obesidad felina -como en muchos otros-, el mejor tratamiento consistirá en la prevención durante su crecimiento y desarrollo.

 

Recomendaciones para evitar la obesidad

* Realizar evaluación corporal de forma periódica por un médico veterinario que incluya peso, dosis del alimento y frecuencia diaria de alimentación según raza, peso y edad del animal.

* No dar comida casera.

* Dar abundante agua.

* No sobrealimentar a las mascotas. Eliminar todo tipo de golosinas que no hayan sido formuladas para mascotas.

* Incrementar la actividad física. Una forma de hacerlo es mediante la utilización de juguetes, para estimularlos a realizar movimientos rápidos e impredecibles.

* Pesar a la mascota cada dos semanas durante el proceso de adelgazamiento.

* Asegurarse de que nadie le de alguna comida adicional al gato que esté en tratamiento, y que no tenga acceso a otro tipo de comidas.

CONTÁCTANOS
Maulen 300 , Parque Industrial Buenaventura, Quilicura.
Email: [email protected]