Cómo acampar con tu perro de forma segura este verano

Actualidad

 

Para muchos de nosotros, no hay nada mejor que pasar tiempo de calidad al aire libre con nuestro amigo de cuatro patas. Y ahora que ha llegado el verano, ¡esto incluye acampar!

Es importante saber que irte de camping con tu perro conlleva una variedad de peligros y es solo para aquellos dispuestos a tomárselo en serio.

Manejar y controlar a tu amigo peludo en la naturaleza puede ser un desafío en sí mismo, pero uno de los mayores peligros a considerar es la interacción con la vida silvestre local, ya que muchos animales salvajes son fácilmente atacados por perros.

Entonces, antes de subir esa tienda de campaña al auto, es bueno revisar algunos consejos importantes de seguridad para acampar con perros, y así hacer que ésta sea una experiencia gratificante y memorable para todos en la familia.

  1. Practica acampar con tu perro primero

Si tu perro nunca ha estado dentro de una carpa antes, lo último que querrá hacer es entrar directamente en ella. Es posible que se sobre estimule fácilmente con todos los olores y sonidos nuevos (especialmente si no ha pasado mucho tiempo en la naturaleza antes), y es posible que no se sienta cómodo pasando la noche en una tienda de campaña.

Intenta ir a “acampar” en tu patio trasero primero, o instala una tienda de campaña para pasar la tarde en un parque local. Comenzar con largas caminatas también ayudará a introducir gradualmente a tu perro tanto a a la naturaleza, como a su propia estimulación sensorial.

  1. Actualiza la placa con su nombre y su microchip

La vida es impredecible, e incluso los perros mejor entrenados pueden perderse. Afortunadamente, si tu amigo está equipado con una identificación válida, las probabilidades de un reencuentro aumentan. Esta identificación debe incluir un collar/placa con su nombre y número de teléfono actuales, a la vez de un microchip incrustado justo debajo de su piel.

  1. Empaca un kit de seguridad para mascotas

Es una buena idea llevar un kit de seguridad cada vez que vayas de campamento. Y cuando lleves a tu perro contigo, esto debería incluir muchos artículos que lo ayudarán en momentos específicos (como protección para las patas y vendajes envolventes). Un botiquín de primeros auxilios para mascotas no es un sustituto de la atención veterinaria, pero puede brindarte las herramientas para manejar pequeñas lesiones de forma rápida.

Este kit de seguridad debe incluir algunas fotos impresas recientes de tu perro. Claro, probablemente tengas una tonelada en tu teléfono. Pero si tu perro se pierde, querrás tener algo físico para mostrar a otros campistas o funcionarios del lugar, sin tener que preocuparse por el Wi-Fi o la carga. Y si traes extra, tendrás un par para publicar rápidamente en áreas públicas.

  1. Elige tu tienda de campaña sabiamente

Sí, hay muchas tiendas de campaña para perros por ahí. Pero dependiendo de dónde estés acampando y por cuánto tiempo, es posible que desees que tu amigo duerma contigo en tu carpa. Esto también puede ayudar a tu perro a sentirse más tranquilo y menos propenso a ladrar o gruñir. De hecho, algunas áreas para acampar requieren que los perros se mantengan en tiendas de campaña con sus dueños o en vehículos por la noche debido a la vida silvestre que puede deambular. Para hacer esto, querrás usar una carpa que sea segura (que tu perro no pueda salir fácilmente de ella por sí mismo) y espaciosa.

  1. Considera cambiar a un arnés

La configuración tradicional de collar y correa funciona muy bien para caminar por el vecindario. Pero cuando estás en la naturaleza, un arnés para perros puede resultar mucho más útil. Un arnés no solo brindará más oportunidades para tomar firme a tu perro en caso de peligro, sino que uno de colores brillantes también hará que sea más fácil detectar si se aventura demasiado.

  1. No dejes premios/snacks para perros a la vista

Es importante que todo snack, golosina, premio, galleta, que lleves para tu perro se mantenga siempre guardada en un recipiente hermético y dentro de una mochila o bolsa gruesa, y que sólo se saquen al momento de consumir. Otros animales pueden oler la comida fácilmente, y lo último que quieres es que vengan a investigar.

  1. Lleva agua extra

Es una buena regla general llevar siempre más agua de la que crees que necesitarás. Además de necesitar agua potable limpia tanto para ti como para tu amigo, tendrás que traer algunas jarras de agua para apagar fogatas de manera segura. Si termina haciendo más calor de lo previsto o si las caminatas resultan extenuantes, el agua extra será un salvavidas.

Además, contrario a la creencia popular, los perros no deberían simplemente beber de cualquier arroyo o estanque cercano, ya que todos estos cuerpos de agua podrían contener bacterias dañinas.

Incluso si parece que el clima será bastante agradable o incluso fresco, querrás tomar medidas para mantener a tu perro hidratado y evitar el sobrecalentamiento.

  1. Sigue las reglas

Esto debería ser evidente, pero asegúrate de seguir todas las reglas donde sea que te dirijas. Consulta los sitios web de antemano para conocer las reglas, y siempre mira a tu alrededor para ver si hay otras publicadas en el lugar. Cuando no se permiten perros en un área determinada o se requiere que estén atados en todo momento, lamentablemente se debe a incidentes previos que involucran perros y vida silvestre o la destrucción de la naturaleza.

Asegúrate de practicar una buena etiqueta como dueño/tutor de perro para crear una experiencia positiva tanto para usted como para sus compañeros de campamento. Y si, esto incluye la bolsita para recoger sus desechos!

  1. Mantén a tu perro a la vista en todo momento

Nunca dejes que tu perro deambule solo, incluso si lleva una correa larga. Incluso los perros más independientes y con mejor comportamiento pueden meterse rápidamente en problemas cuando están en la naturaleza. Afortunadamente, esto es prevenible cuando siempre puedes ver dónde está tu amigo y puedes evitar que haga cosas que no deba.

  1. Sepa cuándo llamar corto a un viaje de campamento

Acampar no es para todos, y esto incluye algunos perros. Si tu perro se porta mal o está sobre estimulado por el entorno, su comportamiento podría representar un riesgo para ambos, sin mencionar a los campistas cercanos. Saber cuándo empacar y regresar a casa no es darse por vencido, es ser un dueño responsable de mascotas.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.