Perros Ansiosos y Mordelones

De julio 4, 2019 Todo

Los perros tienen un instinto natural que les lleva a morder. Desarrollaron este hábito en la época en que no les resultaba fácil conseguir comida (y tenían que desmenuzar el cadáver entero de algún animal para alimentarse). En comparación con aquellos tiempos, los perros actuales disfrutan de la alta cocina y sus alimentos están cortados en trozos de tamaño adecuado. Pero la necesidad de morder no ha desaparecido. Cuando no ingieren alimentos, les encanta comerse otras cosas, sin importar lo que sea (patas de sillas, pelotas de tenis o las zapatillas preferidas de su dueño).

Si no fuera porque a veces destrozan objetos importantes, morder sería bueno ya que ayuda a mantener limpios sus dientes.

A nadie le importaría que su perro mordiera si dejara de hacerlo al ser adulto o sólo mordiera sus juguetes, pero algunos perros se pasan toda la vida mordiendo y parece que la mayoría lo muerde todo menos sus juguetes.

Posibles causas:

-Dentición

-Morder para explorar

-Ansiedad

-Aburrimiento

-Diversión

Soluciones:

Alivie su dolor, los cachorros generalmente muerden porque están cambiando sus dientes y les molestan mucho las encías. Una solución sería poner sus mordedores una o dos horas en el congelador antes de dárselos ya que el frío actúa como anestésico temporal e insensibiliza las encías.

Deténgalos a tiempo, si usted acepta que el perro cuando cachorro muerda sus cosas y no lo corrige probablemente conservará estás mala costumbre en la adultez.

Manténgalo ocupado, los perros ansiosos o aburridos buscan desesperadamente algún entretenimiento. Aparte de sacarlos más a pasear, una excelente solución consiste en darles juguetes que resulten más estimulantes.  Son especialmente indicados los juguetes hechos con materiales duros ya que fortalecen adecuadamente las mandíbulas del perro. También se pueden rellenar de comida, lo cual supone un reto para el animal puesto que debe esforzarse  mucho para comer eso que tanto le gusta. Además, la comida escondida estimula a morder sus propios juguetes y a dejar las cosas de su dueño de lado.

Intente engañarlo, mientras que algunos perros muerden cualquier cosa, otros desarrollan una necesidad por un objeto en concreto. Es posible que empiecen mordiéndolo por su tamaño y su textura, y sigan haciéndolo porque se sientan atraídos por un olor personal que han dejado. Si recubre el objeto con un repelente especial, verá como desaparece su fijación.

Los perros odian las sorpresas y por ello algunos expertos recomiendan prepararles una trampa en los objetos que más les guste morder poniendo unas monedas en una caja vacía que se ata con una cinta al objeto que se desea proteger. Es posible que el ruido de la caja enseñe al perro de no morder más ese objeto.

Déjanos tu comentario

CONTÁCTANOS
Maulen 300 , Parque Industrial Buenaventura, Quilicura.
Email: contacto@fitformula.cl