Cinco cambios críticos en el comportamiento de los gatos a los que hay que prestar atención

De junio 24, 2022 Actualidad, Blog

Tus amigos peludos son criaturas independientes y pueden ser bastante particulares con la forma en que se comportan e interactúan con nosotros a diario. Pero, ¿Cuándo los cambios en el comportamiento de los gatos merecen buscar atención médica? 

Analizamos cinco cambios críticos en el comportamiento de los gatos y cuándo es necesario  buscar atención veterinaria para tu mejor amigo. 

  1. Deja de comer

Un gato puede dejar de comer por múltiples motivos. Si bien puede dejar de comer debido a una mudanza reciente, estrés o un cambio en la comida, también podría indicar que algo más está sucediendo. Si tu gato continúa sin comer o tiene menos apetito, es mejor contactar a tu veterinario lo antes posible, ya que una reducción significativa en la ingesta calórica puede provocar una afección grave llamada Lipidosis hepática. Considera llevar un diario para realizar un seguimiento de cuánto come tu gato, especialmente si ha habido un cambio reciente.  

  1. Deja de tomar agua

La hidratación es increíblemente importante para todas nuestras mascotas, y los gatos no son una excepción. Además de un cambio en la dieta de alimentos secos a húmedos, o viceversa, realmente podría depender de las circunstancias. Si no se ha realizado un cambio reciente en la dieta de tu gato, entonces deberías considerar contactar a su veterinario. Por otro lado, es posible que tu gato tampoco esté bebiendo agua, si está demasiado débil o le duele demasiado llegar al plato. Considera vigilar la cantidad de agua que bebe tu gato, como la frecuencia y la cantidad que bebe, para que puedas mantener informado a su veterinario. 

  1. No utiliza su arenero

Si tu gato no está usando la caja de arena, definitivamente es algo que vale la pena investigar. Naturalmente, existe la posibilidad de que si tu gato no está usando la caja de arena, esté usando el baño en algún otro lugar de la casa. Además de ser una situación complicada, esto también podría indicar un comportamiento subyacente o un problema de salud que debe abordarse. Si tu gato tiene dolor, como con la artritis, puede decidir que es más fácil o menos doloroso usar el baño en otro lugar en lugar de tener que pararse o saltar a la caja de arena, por ejemplo. Además, si tu mascota está vocalizando y llorando, busca atención veterinaria de inmediato 

  1. Se vuelve agresivo

Aunque sabemos que nuestros amigos felinos a veces pueden ser un poco temperamentales, la agresión repentina definitivamente es algo que vale la pena comentarle a su veterinario. Por ejemplo, las condiciones de salud subyacentes que podrían estar relacionadas incluyen la rabia, el hipertiroidismo, las convulsiones, las toxinas o el cáncer. Por otro lado, también puede ser que esté faltando una necesaria introducción formal con otras personas o mascotas nuevas en el hogar. Al igual que a sus contrapartes humanas, a los gatos les gusta estar familiarizados con las personas y los lugares que los rodean, y quieren sentirse como en casa en su espacio. Considera si hay nuevas mascotas o personas en el entorno y consulta con tu veterinario, ya que podrían estar pasando más cosas entre ellos. 

  1. Se vuelve depresivo

Tu gato podría deprimirse repentinamente debido a una serie de escenarios. Si sientes que tu amigo peludo está repentinamente deprimido, considera lo siguiente: 

  • Cambio en el entorno 
  • Nuevas personas/mascotas en su espacio/hogar 
  • Condición de salud subyacente 
  • Pérdida de un familiar 

Además, si una mascota está experimentando signos de estar deprimido, letárgico o retraído, debes buscar atención con su veterinario, ya que es posible que tenga una condición de salud subyacente que esté causando que tu gato muestre este comportamiento retraído.  

Tú quieres  lo mejor para tus gatos, y los cambios en su comportamiento, pequeños o grandes, pueden ser el resultado directo de una condición médica o de mudarse a un nuevo hogar. Además, tus amigos peludos son animales sensibles, pero no siempre son los primeros en avisarte si algo anda mal. 

Si sientes que tu gato muestra signos o experimenta comportamientos anormales, es mejor buscar atención con su veterinario, para que se pueda realizar una evaluación y un control completos. Además, al mantenerse en sintonía con los cambios de comportamiento de tu gato, estás brindando una dinámica familiar amorosa y de apoyo en la que pueden confiar. 

Déjanos tu comentario

CONTÁCTANOS
Maulen 300 , Parque Industrial Buenaventura, Quilicura.
Email: [email protected]